15 feb. 2011

Los mejores amigos de Fernando Alonso. (2)

 Antes de nada aclarar que estas entradas estan dirigidas a que la gente sepa el tipo de persona que es y sigue siendo Fernando con sus amigos de toda la vida, nunca se olvidó de ellos y se preocupó de ayudarles a cumplir sus sueños igual que el los cumplió, se preocupó de echarles una mano cuando lo necesitaban y estuvo siempre en contacto con ellos, incluso cuando estab corriendo por medio mundo, pues si Fernando no podía estar con ellos en Asturias, era el propio fernando el que se preocupaba de poner a su disposición los medios para que viajaran a los circuitos y estuvieran con él muchas veces.
Termino donde lo deje en la entrada anterior sobre los mejores amigos de Fernando Alonso ( 1)Ricardo Moran, que mientras siguió compitiendo en diversas categorias fué capaz de compaginar las carreras con los estudios, hoy dia es Ingeniero Informático.
Después de su paso por el equipo de Campos como telemetrista como ya os conté se ocupa de diversos asuntos económicos de Fernando y desde que el Bi-campeón desembarcó en ferrari trabaja bajo nómina de Ferrari, es mas, tiene casa en Maranello y cuando Fernando tiene que ir a la fábrica muchas veces se queda a dormir en casa de su amigo (esto no son datos contrastados, solamente cosas que me han contado).
Ricardo ya os hablé de que entre otras cosas de las que se ocupa, como el tema del diseño de los cascos, se ocupa también de las actividades y acciones varias a las que asiste Fernando como  la reciente Fundación que ha creado Fernando para la seguridad vial o los patrocinios personales de Fernando.

Toca el turno ahora de hablar del otro del trio de Ribadesella, Alejandro Rodriguez Grandio, o "Alex", el de la izquierda en esta foto que ya vimos en el post anterior, mas alto y corpulento que Fernando y Ricardo, eso siempre le perjudicó a la hora de competir en kart contra ellos dos, su mayor peso y estatura lastraban mas el kart, asi todo fue amigo inseparable de ellos dos, aunque la relación no fue tan estrecha como con Ricardo.
Tras pasar pos su etapa en el karting, Alex se pasó a los rallyes, su verdadera pasión, empezó con un Citroen Saxo y siguió con un Citroen C2 a nivel regional haciendo muy buenas actuaciones.
Dicen los que le conocen que adelgazó 20 Kilos, gracias entre otras cosas, dejando de tomar

Coca-Cola, a la que era adicto, pero tras año y medio sin correr por diversos problemas volvió a correr con la ayuda de Alonso con un Renault Clio y siempre con su novia Irene Serrano de copiloto.
Aqui fué donde entró en escena Fernando Alonso, se ocupó de regalarle un Renault Clio para competir y tambien que lo patrocinaran Renault y una marca de cerveza que por entonces patrocinaba a Fernando.
 Todo esto sucedió entre 2004/2005 y se dice que el Clio perteneció a un clasico de los Rallyes, Javier Azcona y que Fernando se encargó de comprar para que Alex compitiera.

Pero en 2005 Alex e Irene decidieron casarse y por supuesto al enlace acudió Alonso.
El piloto ovetense causó un gran revuelo en Candás, pero menos del esperado gracias a la discrección con que se mantuvo el acto. Durante las últimas semanas se había especulado con su presencia. Fuentes próximas a la familia de Grandío habían asegurado que su amigo Alonso había mostrado alguna reticencia porque no quería restar protagonismo a los novios. Aun así, ayer se presentó en Candás.
La cita era a la una, pero un cuarto de hora antes el piloto llegó a la plaza de la iglesia parroquial de San Félix de Candás en un coche de gran cilindrada y entró discretamente en el templo, donde firmó algunos autógrafos y esperó el comienzo de la ceremonia. Sergio Suárez, un niño de Perlora, fue de los pocos que logró su objetivo cuando el piloto estampó su rúbrica en la gorra de Renault que llevaba.



Minutos después llegaba el novio, y más tarde, la novia. Los dos son grandes amigos de Alonso. Grandío sufrió con él los primeros años de competición en karts.

Poco a poco, la plaza de la iglesia de Candás se fue llenando de público. En cuanto se supo que el piloto estaba en la villa, los móviles comenzaron a funcionar y en pocos minutos unas doscientas personas esperaban la salida del piloto. La mayoría conocían ya a Alonso de sus veraneos en Candás, donde mantiene a un nutrido de amigos que le sirvieron de improvisados guardaespaldas para salir de la iglesia.

Pese a que la novia del piloto, la catalana Carolina Costa (de esto hablaré en una entrada posterior, fué la segunda novia de Alonso) también acudió a la boda, los dos se mantuvieron alejados, probablemente para evitar ser fotografiados por los objetivos indiscretos.
La abuela, la hermana y la novia de Alonso se reparten el arroz que lanzarán a los novios a su salida de la iglesia.

Carolina departió amigablemente con Lorena Alonso, la hermana del piloto, y con el resto de invitados. La catalana lucía un espectacular abrigo blanco bordado con motivos florales.

Minutos antes de finalizar la ceremonia, los fans del piloto, casi todos niños, se arremolinaron en la salida lateral del templo esperando una salida discreta. El padre de Alonso, José Luis, se asomó por el lateral para inspeccionar el terreno. Al ver que una veintena de chiquillos esperaban ansiosos el padre le dijo a uno de sus acompañantes: «que salga por la puerta principal, pero arrancarme el coche».

Los congregados eran ya multitud, pero eso no amedrentó a Alonso, que salió por la puerta grande de la iglesia de San Félix escoltado por sus amigos. En unos segundos, el piloto se subía de nuevo al asiento trasero del potente coche con el que había llegado a Candás. Su novia viajó en otro vehículo.

Mientras el resto de invitados se hacía fotos con los novios, Alonso estaba ya en un conocido restaurante de Luanco donde se celebró en convite. Si en Candás hubo un discreto dispositivo policial, con tan sólo tres agentes, en Luanco la cosa era distinta. La entrada al restaurante estaba prohibida. El aparcamiento estaba precintado y vigilado por la Guardia Civil y miembros de una empresa de seguridad privada que reclamaban la invitación de boda a los asistentes.


Alejandro vive en Candás, y el coche de carreras lo guarda a buen recaudo en el garaje de su abuela. Su ocupación profesional está en el puerto de Gijón, donde trabaja con una grúa como estibador.

Continuará...

9 comentarios:

  1. Estimado Fon,
    Creo que te falta una foto (la de las mujeres de Alonso repartiendo arroz) ¿No? Y ahora nos tocará esperar. Muy interesante también esta segunda parte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, siempre es agradable leer sobre la juventud de Fernando y sus amigos. Te acercan más al piloto. Yo solo conocía detalles de cuando estaba entrenando en Girona y en Valencia.

    ResponderEliminar
  3. Tienes razón , Primo de anónimo, desgraciadamente no puedo poner la foto, no la acepta el sistema, asi que edito la entrada. Gracias.

    De lo de Girona y Valencia me encantaría que contaras algo, fué un periodo muy pequeño pero seguro que hay anecdotas.
    Gracias Josemari.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonita historia que nos acerca la imagen más humana y mundana de Fernando; gracias por compartirla.

    ResponderEliminar
  5. Gracias, jon, eso es lo que pretendía.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, estas cosas hacen que veamos cada vez más a Fernando como alguien cuya figura va mucho más allá de su faceta deportiva.

    Está claro que Fernando puede ser un halcón en la pista, pero la vida diaria y el trato con la gente que te rodea es otra cosa... y él sabe diferenciar perfectamente estos dos ámbitos.

    Muy buenos artículos, Fon.

    ResponderEliminar
  7. Gracias, river, te digo lo mismo que Jon, eso es lo que pretendía con estas entradas.

    ResponderEliminar
  8. Pues tendremos que buscar sobre esta etapa de Gerona, no hace mucho leí algo por ahí, es la etapa de dormir muchas noches en el asiento trasero del coche, etapa que duró unos pocos años. Igualico que otros.....

    ResponderEliminar
  9. Vamos conociendo el lado más privado o personal de nuestro grandisimo campeón y ya estoy deseando leer más entradas sobre él. Saludos

    ResponderEliminar