5 abr. 2012

Diosa de la Formula 1

Y ahí sigues tú, altiva, intemporal y dominante, cual Palas Atenea, mirando por encima del hombro al simple mortal.

Diosa sangrienta y pocas veces justa, surgida del afán del hombre por el dominio de la maquina.

Miles de batallas por tu adoración, cientos son los caídos, la mayoría olvidados, sacrificios divinos necesarios en tu honor.

Cientos de templos erigidos por el mundo, llevando tú llama y tu furia por los confines de la tierra, convirtiendo a los infieles en fervientes seguidores.

Tus sumos sacerdotes entregaron toda su vida a tu cuidado, no sin disfrutar a cambio de tus generosos regalos terrenales.

Legiones y legiones caminan en tu nombre, corren buenos tiempos para ti, tu magia y tu olor embriagan allá por donde pisas.

Pero como Palas Atenea, ¿llegará un día en que el mortal dejará de creer en ti?. Una diosa puede morir, pero muere en el olvido. Una diosa muere cuando los mortales dejan de adorarla, cuando deja de existir en la realidad estática de la gente.

O tal vez llegue otra a ocupar tu puesto, tan solo tu hermano Chronos lo sabe.

7 comentarios:

  1. Hola Fon!!

    Te veo un tanto apocalíptico. Puede que muchos mortales dejen de creer en ella, pero habrá infinitos más que la rindan pleitesía. Y su muerte en el olvido se me antoja imposible.
    Es de esas diosas que aunque a veces odies, no puedes dejar de querer.
    Un beso. Ciggy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas, Ciggy:
      Como estamos en Semana Santa tocaba hablar de devoción,¿y que hay mas devoto para el gran aficionado a la F1 que su diosa?
      ¿Apocalíptico?, bueno, ninguna diosa de la antiguedad ha durado mucho en devoción, como digo, no desaparecerá, pero seguro que otra mas justa le sucederá.
      Durará el tiempo que duren sus sumos sacerdotes, seguro que tu y yo lo veremos.

      Eliminar
  2. Estimado Fon,
    Si vamos a pelearnos por diosas yo me pido a Venus-Afrodita. Más que nada por su marido que era el que sabía de metales, metalurgia y otras artesanías ligadas a la F1. Ni se te ocurra que es por la lujuria ¡Qué hoy no se puede comer carne! De ninguna.
    Un cordial saludo y que sienten bien las sardinas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola primo de Anónimo:
      Muy buena elección, amor a raudales en la F1, otro gallo le cantaría a este deporte si Bernie divulgase la palabra de Venus/Afrodita por el mundo.
      Pues va ser que ni carne ni pescao, no esta el estomago estos dias pa muchas alegrías, dieta blanda. Puff, vaya Semana Santa, me la voy a pasar en el baño, jeje.
      Gracias y un saludo.

      Eliminar
  3. Vaya, la cosa va de dioses mitológicos, yo prefiero el renacimiento de Perséfone, la belleza, las curvas y la velocidad con que enamoraría a los efebos asandaliados, el rapto de McLaren y el dolor de los suyos....madre mía, como desbarramos y eso que ayer no salió la procesión de los borrachos en mi Cuenca querida!!!
    Aquí me tienes sobrio y enfadado con S. Pedro, otro mito más reciente....a ver si manda algo de lluvia a la Popular China.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal Jose Mari?
      Siento que se haya estropeado tu semana de pasión, jeje
      Según las ultimas previsiones meteorológicas esta la cosa regulín-regulan, puede que caiga un chaparrón incluso el domingo de tarde en China.
      Espero que no tengamos que pedir agua de aqui a final de temporada.
      Un saludo amigo y gracias.

      Eliminar
  4. Ya sabes que soy optimista. Llueva o no llueva, Fernando estará delante, tacita a tacita, es lo que hay.

    ResponderEliminar